Ciclo de respuesta sexual | Sexologia Imagenes
. . .

Ciclo de respuesta sexual

Ciclo de respuesta sexual

Ciclo de respuesta sexual. Este artículo analiza más detenidamente un modelo de respuesta sexual que describe con mayor precisión los componentes sensibles del deseo y las fuerzas motivacionales subyacentes que lo desencadenan, especialmente en mujeres en relaciones a largo plazo.

La Dra. Rosemary Basson propone un modelo de respuesta sexual que es circular y más complejo que el modelo lineal tradicional presentado por Master’s y Johnson.

El modelo no lineal de respuesta sexual de Basson incorpora la necesidad de intimidad, reconoce que el deseo puede ser sensible o espontáneo y que puede darse antes o después de la excitación.

El modelo reconoce que el orgasmo puede contribuir, pero no es necesario para la satisfacción. Los factores de relación afectan el ciclo como costos o recompensas y afectan la disposición y la capacidad de uno para participar en el sexo. Otro aspecto único del modelo circular de Basson es que se puede ingresar al ciclo en varios puntos.

Ciclo de respuesta sexual

Entendiendo las motivaciones para el sexo

Las motivaciones de las personas para tener relaciones sexuales son diversas. Incluyen cosas que uno esperaría, tales como intimidad emocional, placer físico, expresar amor y atracción. Las motivaciones se pueden dividir en motivaciones de aproximación y motivaciones de evitación.

Las motivaciones de enfoque son aquellas que se centran en algo positivo (por ejemplo, placer e intimidad).

Las motivaciones de evitación se caracterizan por el deseo de detener o evitar que algo (por ejemplo, evitar que una pareja (s) deje la relación o el temor de no ser amado).

Consciente de los estímulos sexuales

Ciertos estímulos activarán o aumentarán el interés de las personas por tener relaciones sexuales. Tal vez un beso, o cierto tipo de contacto de un compañero (s). Podría ser algo visual o podría ser un olor o un cierto sonido.

Esto es lo que inicia la excitación sexual cuando se cumplen todas las demás condiciones, incluida la voluntad de uno de participar en el sexo y la práctica de la atención plena para seguir participando en el acto.

El contexto del encuentro sexual y el estado mental pueden ser la parte más importante del ciclo de respuesta sexual

El contexto se refiere a la situación actual o al entorno en el que podría ocurrir el coito. El contexto predominante es la relación. Por ejemplo, es mucho más probable que una relación caracterizada por la confianza, la conexión emocional y la diversión coqueta aumente la fuerza de la respuesta sexual en lugar de una relación que está en crisis, con resentimiento, desprecio y conflicto en juego.

La mente incluye todos los procesos psicológicos internos, como emociones, pensamientos, creencias y esquemas.

Si uno se siente tranquilo, seguro, atractivo y seguro, será mucho más probable que se excite y desee tener relaciones sexuales que si se siente ansioso, poco atractivo, distraído o inseguro. Los guiones sexuales (es decir, cómo se ve o debería verse el sexo) también tendrán un impacto.

Si alguien tiene una opinión particularmente negativa sobre el sexo, esto puede contribuir a que se cierre y es menos probable que esté abierto al sexo.

Habilidad para experimentar la excitación sexual

Cuando hay motivación, los estímulos sexuales suficientes y tanto el contexto como el estado mental son apropiados; La excitación sexual típicamente tendrá lugar.

Esto puede ser fisiológico (por ejemplo, erección, lubricación vaginal, enrojecimiento, pezones erectos, cambio en la respiración) y psicológico (por ejemplo, sentirse excitado sexualmente, caliente, encendido, etc.).

La respuesta sexual puede ser encendida durante cualquier fase

No todos los encuentros sexuales comienzan con el deseo sexual espontáneo. Es común que las parejas sientan deseos en diferentes momentos, especialmente en las relaciones a largo plazo.

Sin embargo, si uno está abierto y dispuesto, existe la posibilidad de sentir el deseo con los estímulos y el contexto sexual apropiados, y la voluntad y la capacidad de estar atentos y comprometidos: este es el deseo sexual sensible.

Una experiencia sexual gratificante te llevará a querer más sexo en el futuro

Una experiencia sexual gratificante, que puede o no involucrar el orgasmo, fomentará la voluntad de participar en el sexo en el futuro. Por otro lado, un patrón de experiencias negativas puede disminuir su interés en el sexo.

Deseo Sexual Espontáneo y Receptivo

El deseo sexual espontáneo se manifiesta en el sentido de la urgencia sexual, la pasión o la “ternura”. Puede alimentar el modelo en varios puntos y es particularmente evidente al comienzo de las relaciones cuando el sexo es frecuente.

Sin embargo, el deseo sexual espontáneo no es necesario para despertarse y tener relaciones sexuales satisfactorias.

El deseo sexual sensible es igualmente poderoso. El deseo sexual sensible ocurre cuando uno está dispuesto a tener relaciones sexuales, aunque inicialmente no sienten deseo o se excitan sexualmente.

Con suficientes estímulos sexuales y el contexto apropiado, uno puede pasar de un lugar de neutralidad a sentirse excitado y deseoso.

El conocimiento aplicado es poder

Los problemas significativos en cualquier etapa del ciclo de respuesta sexual pueden llevar a conflictos en las relaciones, dificultades sexuales y disfunción. Es importante conocer su mente, cuerpo y áreas de crecimiento relacionadas con el coito, la excitación y el deseo.

Sin embargo debemos tener presente que la idea del estimulo sexual siempre tendrá la atracción física y sexapil que se dé entre las dos personas, pero si existen personas que son inocentemente atraídas por el sub cociente al aroma de un perfume e inclusive estos son técnicas de conquistas que son implementadas, para mantener la atracción de la pareja.

Sin embargo nuestro cuerpo tiene algo muy curioso que se trata de los estímulos, a los cuales tiene la capacidad de reaccionar de manera sorprende e inmediata.

Ejemplo: Existen mujeres que tienen a tener una respuesta a las manos el cintura o algunos hombres responden muy bien a los besos estimulante del cuello.

Algunos dicen que es porque por algunos sitios están ubicados ciertos nervios, sin embargo aunque esto en las posiciones sexuales es cierto, para mí todo el poder entra en la mente que le damos al momento o situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *