¿Qué es Sexologia? | Sexologia Imagenes
. . .
Sexologia

¿Qué es la sexología? La sexología es el estudio de la sexualidad humana y sus manifestaciones. Estudia todos los aspectos de la sexualidad, a saber, el desarrollo sexual, los mecanismos de las relaciones eróticas, el comportamiento sexual y las relaciones afectivas, incluidos los aspectos fisiológicos, psicológicos, médicos, sociales y culturales.

La sexología es un enfoque científico para el estudio y la comprensión de la sexualidad humana. La sexualidad humana es compleja. Es por esto que la sexología se construyó alrededor de diferentes tipos de conocimiento: médico, sociológico, psicológico, filosófico, histórico, teológico.

La sexología, en su forma moderna, es una ciencia reciente que se desarrolló a finales del siglo XX. Se encuentra en la encrucijada de varias disciplinas, como medicina, estadística, epidemiología, biología y neurociencia, criminología, historia, psicología y sociología.

También estudia la sexualidad de grupos específicos, como los discapacitados, los niños y los ancianos, así como patologías sexuales como disfunción sexual, obsesión sexual, abuso sexual y prácticas marginales como parafilias y perversiones. También trata temas específicos como el aborto, el control de la natalidad, el abuso sexual, las nuevas tecnologías reproductivas o la salud sexual.

Existen diversas connotaciones sexuales, en cualquier ambiente que nos encontremos. Ahí algunos tipos en específico que la sexualidad estudia: Sexo, género, la vinculación afectiva, el erotismo y la pasión. Sin embargo como lo eh dejado claro en diversos artículos, aunque la sociedad no se encuentre preparada para estos cambios igualmente siguen en proceso y sucediendo.

Los tipos de connotaciones de atracción de la sexualidad  varían, en los siguientes tipos:

  • Heterosexual: este término siempre ah resultado siendo, la inclinación entre las más viejas y aceptadas, por la mayoría de religiones y la sociedad desde hace millones de años avala y respeta. Son las personas que sienten deseo físico o emocional, por conocer a una persona del sexo opuesto.
  • Homosexual: la expresión griega “Homos” significa igual. Son aquellas personas que la humanidad apodan gay.  Se refieren a la forma de ser de un hombre que le guste otro hombre o una mujer que le gusta mujer, que también podemos conocer que a ellas se les dice lesbianas. Son etiquetas que la sociedad crea por no ser aun aceptados como “normales” dentro de ella.
  • Bisexual: Son personas que no se inclinan por ninguna definición especifica es decir, son hombres que les gusta los hombres y las mujeres y viceversa las mujeres que les gusta los hombres y mujeres. Proveniente de parte de la sociedad como Grecia o Roma.
  • Transexual: Se trata de nacer con un término biológico e identificarse con el opuesto, es decir nacer hombre y sentirse mujer o contrariamente. Pero en la actualidad existen ayudas como cirugías del cambio de sexo que para estas personas suele ser el paso más importante para su vida, porque implica sentirse bien con ellos mismos y subir su autoestima.
  • Asexual: Es muy complicado pensar que una persona no sienta el grado hormonal que lo hace ejercer el contacto sexual con el mismo o diferente genero, pero ¡si existen! y estos son los Asexuales.

¿Qué aporta la sexología?

El término “sexólogo” no está regulado y/o aceptado en muchos países. De este modo, todo el mundo puede auto proclamarse sexólogo. Sin embargo, existen títulos universitarios en sexología. Estos cursos universitarios están abiertos a profesionales confrontados en su práctica con problemas sexuales: médico general, psiquiatra, urólogo, ginecólogo, partera, psicólogo, consejero matrimonial, educador entre otros.

Por lo tanto, entendemos que el enfoque sexológico de cada practicante estará fuertemente influenciado por su formación inicial y su experiencia profesional.

Un cuerpo en perfecto estado de salud y conforme a las normas estéticas no garantiza el acceso al disfrute. La tendencia actual hacia la medicalización de la vida erótica tiene sus límites.

El amor tampoco es un proveedor de placer, incluso si contribuye a ello. El erotismo tiene su propio lenguaje que requiere un aprendizaje real. Disfrutar no es obvio y saber cómo comunicarse eróticamente con la pareja no se puede improvisar. La ausencia de gozo o excitación no siempre debe dejarse de lado de la patología y plantea la mayor parte del tiempo una cuestión de aprendizaje.

 

El acompañamiento sexológico ofrece un espacio de habla abierto a todos, a los solteros y parejas, con el objetivo de: dar respuesta, o mejor responder preguntas sobre la vida emocional y sexual. Proponer un manejo terapéutico de las dificultades que pueden limitar el acceso a una sexualidad satisfactoria: eyaculación precoz, pérdida del deseo, disfunción eréctil, dolor durante las relaciones, conflicto conyugal, adicción, fobia entre otra larga y creciente lista de situaciones.

Etimología de la sexologia

La palabra “sexología” está formada por el latín sexus y los logos griegos, la expresión significa: discurso sobre el sexo.

La creación etimológica del término sexología es similar a la de los términos biología, psicología, sociología o teología. La intención es crear una palabra para la ciencia del sexo.

Para mencionarte algo de historia, la palabra sexología apareció en 1911 para designar el estudio de la determinación del sexo de los niños antes del nacimiento. Después de la década de 1960, la palabra se referirá especialmente a una disciplina médica de estudio de las patologías de la sexualidad. Actualmente, la palabra sexología tiende a referirse a una ciencia estructurada, cuyo objeto es el estudio global de la sexualidad.

La sexología es una ciencia reciente cuyos inicios aparecen en Alemania y Austria alrededor de 1826-1850, pero los primeros estudios reales sobre la sexualidad humana se produjeron solo a fines del siglo XIX.  Los principales pioneros son Richard von Krafft-Ebing, Havelock Ellis, Bronislaw Malinowski y Sigmund Freud.

El objetivo de la sexología es, en concreto, el estudio científico de la sexualidad, tanto animal como humana. Su campo de acción debe ser el estudio de todas las características sexuales y las funciones de los organismos sexuales. Pero por razones sociológicas e históricas, el campo de la sexología contemporánea se limita a la sexualidad humana, y principalmente a sus aspectos patológicos.

La evolución más reciente es limitar el campo de la sexología al estudio de la sexualidad humana y animal en sus aspectos hedónicos.

Datos sobre ¿Que es la sexologia?

En resumen, ¿Qué es la sexologia?La sexología es el estudio científico del sexo y la sexualidad, y los científicos que contribuyen a nuestro conocimiento en este campo son conocidos como sexólogos.

En conclusión puedo darte la seguridad que por la investigación de estos científicos, durante todo el tiempo que han realizado estas investigaciones, cualquier persona puede tener bienestar sexual si son atendidos sus requerimientos.

Esto influye inmediatamente en nuestra psicología, por la importancia que esto representa parte de nuestros cambios emocionales e incluso hay algunas personas que detectaron, problemas en su sexología por problemas directos de sus genitales, esto sería un indiscutible un problema físico y anatómico que la sexología también atiende.

De eso proviene la importancia que una persona que estudie la sexología sea medico o psicólogo.

Uno de los resultados directo es que mejora nuestra calidad de vida. También una persona denominada sexólogo que haya estudiado la sexología puede hacerte tener una vida placentera en pareja y proporcionarle todos los consejos que necesitas saber.

¿Quién más que una persona profesional, las cuales te suministramos toda la sabiduría y cuidados que necesitas saber?

Los sexólogos son un grupo increíblemente diverso de personas que provienen de diferentes antecedentes científicos. Por lo tanto, la gran mayoría de los sexólogos no obtuvieron títulos en sexología, sino que fueron capacitados para estudiar sexo dentro de otra disciplina en el nivel de posgrado (por ejemplo, medicina, psicología, antropología, sociología, etc.).

Si bien hay algunos programas de capacitación y certificación disponibles, específicamente en sexología, estos no son absolutamente esenciales para convertirse en sexólogo.

La sexología onsiste en un grupo interdisciplinario de investigadores, porque el sexo es un fenómeno muy complejo que requiere que consideremos factores biológicos, psicológicos y sociales. Es solo mediante la combinación de la información obtenida de toda la variedad de perspectivas que podemos llegar a una comprensión completa de la sexualidad humana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *