Cabeza y corazón

Cabeza y corazón

La cabeza y el corazón son dos partes distintas del cuerpo que, en Occidente, son causa de desunión psíquica.

Pero el Templo del Cuerpo, aunque comprende muchas partes, es en realidad una Unidad Divina. Hablamos del “corazón que gobierna la cabeza” cuando alguien parece haber perdido todo el sentido común y es presa de las emociones.

Se dice que la cabeza gobierna el corazón cuando la mente está calculando y sin ser movida por el sentimiento humano.

En ambos casos, un centro domina a expensas del otro. Esta dicotomía de la cabeza y el corazón siempre produce una ruptura de la intimidad en una relación.

Es completamente incompatible con el egoísta éxtasis del amor tántrico. En las tradiciones místicas occidentales, uno se encuentra con frecuencia con la idea de “renunciar a la carne por el bien del alma”.

Esto es, en realidad, un esfuerzo sin esperanza. Porque todo lo que está reprimido inevitablemente estallará, generalmente en el momento más inoportuno.

La vía tántrica enseña que debemos usar todas nuestras dotes de mente, cuerpo, cabeza y corazón, en el Camino a la Liberación.

A través de la consagración de todas las partes de nuestro ser a un propósito exaltado, los integramos en un todo. De esta manera, las emociones y las pasiones del corazón pueden transformarse en la alegría del éxtasis trascendente.

Esta transformación tiene lugar a través de la interacción de la cabeza y el corazón, la razón y la emoción.

La imagen tántrica de este proceso es el “fuego de la emoción” del corazón que derrite y destila las “aguas de la sabiduría” de la cabeza.

La noción de intercambio y enriquecimiento mutuo es un ingrediente esencial de la creación de amor tántrico. Hace posible un verdadero intercambio entre los amantes.

Estas creencias, son completamente ciertas cuando lo implementas en la actualidad. El corazón puede ser pieza importante a la hora de practicar cualquier imagen tantrica, porque por él es el flujo de emociones que puede, en parte controlar a la cabeza. Pero el que toma la última palabra es la conciencia de lo que estés realizando o vayas a realizar.

La emoción definitivamente la rige el corazón, pero la manera de reaccionar tu cabeza. En el occidente realizaban una meditación antes de realizar cualquier tipo de actividad. Según sus orígenes la sabiduría se atraía atreves de meditación y la mente el corazón y el cuerpo se canalizaban.

Siempre eh colocado ejemplo de que estos tipos de enseñanzas son completamente cierta ¿O como puedes explicar que tu amigo o amiga completamente enamorado (sentimiento que lo generan las emociones) sea infiel, por conseguir una mayor atracción física?.

Estudiar lo que ya otros se esforzaron en descubrir, nos puede generar una mejor calidad de vida al saber manejar sentimientos, emociones incluso hasta movimiento. Aprende a manejar tu mente.

El camino del amor tántrico abarca todos los aspectos de las emociones y el intelecto. Conduce a una experiencia de éxtasis cósmico a través de la conciencia del Ser Universal en ambos compañeros.

About the author

Sexologo

View all posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *